Virtualización de servidores sin mediación

Instrucciones de virtualización compiladas en el interior del núcleo

La principal diferencia entre los KVM VPS y prácticamente todos los demás modelos de servidores virtuales es la tecnología de virtualización en sí. Mediante KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en el anfitrión – en cambio las instrucciones del software necesarias se compilan en el sistema operacional de la máquina anfitriona. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware cuando se trata de correr más aplicaciones haciendo, en cambio, dichos recursos disponibles para las máquinas guest. La eliminación de esta capa de comunicación complementaria entre otras cosas, acelera los valores de timeout de entrada y salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin mediación

Una utilización de los recursos mucho más eficiente

Cuotas del servidor a su disposición ilimitada

Al eliminar la sobrecarga que comprende relacionada con la existencia de una capa de virtualización complementaria a través de la cual se encamina todo el tráfico de datos hacia la unidad de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM podrían beneficiarse de un aprovechamiento de los recursos del hardware mucho más sofisticado. Los pasos de la virtualización KVM se caracterizan por una integración directa en el núcleo del sistema operativo del host físico, lo que quiere decir que el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor directamente. La mínima redundancia en este tipo de comunicación se traduce en un mejor desempeño en situaciones reales frente a los demás sistemas virtualizadores.
Una utilización de los recursos mucho más eficiente

Una libertad ilimitada de sistema operacional

Cargue el sistema operacional de su preferencia

Generalmente, a la hora de adquirir un VPS, a usted se le presenta un restringido conjunto de de SOs, siendo ellos los únicos admitidos por el software de virtualización. Aun así, los KVM VPS no suelen requerir ningún tipo de software de virtualización – ellos comunican sin más con el hardware del servidor. Esta es una ventaja que le da la oportunidad elegir realmente cualquier SO siempre que sea posible ejecutarlo en un dado servidor. ¿Le apetece cargar la distribución BSD en su Servidor VPS? Esto es posible. ¿Desea instalar Windows? No existe ningún problema.
Una libertad ilimitada de sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL